7 Mitos más comunes en torno a la Lipomodelación no invasiva

7 Mitos más comunes en torno a la Lipomodelación no invasiva

Cuando buscas un procedimiento seguro para moldear tu figura, es normal que te topes con mucha información. Tanto que es posible que termines más confundido que antes. Descuida que en este y otros artículos trataremos de darte toda la información que necesitas para que tomes la mejor decisión. Te presentamos los mitos más comunes que rodean la lipomodelación no invasiva. Seguramente habrás oído más de uno.

  1. La lipomodelación no invasiva es dolorosa: En realidad, la mayoría de los tratamientos de lipomodelación no invasiva son muy tolerables y no causan dolor significativo. Puede haber cierta incomodidad durante el tratamiento, incluso algunos procedimientos pueden generar una sensación parecida a la de un post entrenamiento en el gimnasio, pero en general no es doloroso.
  2. La lipomodelación no invasiva es peligrosa: La lipomodelación no invasiva es un tratamiento muy seguro cuando se realiza por un profesional capacitado y con equipos y técnicas adecuadas. Como con cualquier procedimiento, siempre hay un riesgo mínimo de efectos secundarios. Estos pueden ser enrojecimiento o moretones en la zona tratada. Sin embargo, estos efectos secundarios son generalmente leves y de corta duración.
  3. La lipomodelación no invasiva es una solución rápida para la pérdida de peso: La lipomodelación no invasiva no está diseñada para la pérdida de peso significativa, sino para reducir la grasa localizada en áreas específicas del cuerpo que no responden bien a la dieta y al ejercicio. Es importante mantener hábitos saludables de dieta y ejercicio para lograr resultados óptimos y duraderos.
  4. La lipomodelación no invasiva es costosa: Si bien el costo de la lipomodelación no invasiva puede variar según el proveedor y las técnicas utilizadas, en general es más asequible que la liposucción tradicional y no requiere tiempo de recuperación significativo, el cual suele ser un costo adicional, ya que los pacientes pueden pasar semanas sin poder trabajar.
  5. La lipomodelación no invasiva es solo para mujeres: La lipomodelación no invasiva es un procedimiento que puede ser realizado tanto en hombres como en mujeres. Aunque la mayoría de los pacientes que se someten a este tipo de tratamiento son mujeres, cada vez más hombres están optando por la lipomodelación no invasiva para tratar áreas problemáticas de grasa localizada o para fortalecer y aumentar la masa muscular. Para el segundo caso, por ejemplo, se usan técnicas como EMSlim.
  6. La lipomodelación no invasiva puede causar cicatrices: A diferencia de la liposucción tradicional, que implica hacer incisiones en la piel, la lipomodelación no invasiva no deja cicatrices permanentes. En cambio, la lipomodelación no invasiva utiliza tecnologías como el láser, la criolipólisis, la radiofrecuencia o las ondas de ultrasonido, que no requieren de cortes ni inyecciones. Los efectos secundarios más comunes se pueden dar sobre la zona tratada y desaparecen en unos pocos días o semanas.
  7. La lipomodelación no invasiva puede dañar la piel: La lipomodelación no invasiva utiliza técnicas que son seguras para la piel y no causan daño a los tejidos circundantes. La energía utilizada en el tratamiento se dirige específicamente a las células grasas, lo que minimiza el daño a la piel. No obstante, es muy importante que los procedimientos se realicen en un centro profesional, que le brinde la comodidad y seguridad necesarias.

Como en muchos temas relacionados con el cuidado personal, en este también existen ideas que no corresponden con la realidad. Una buena recomendación si está pensando realizarse este tipo de procedimientos es asesorarse con un especialista en el tema.  Recuerde que al evitar la información errónea, podrá tomar una decisión informada y segura sobre si este procedimiento es adecuado para usted.

Back to blog

Descubre nuestros suplementos naturales